Secretos de La piedad del Primero

Hola, amigos.

 

Mañana mismo se publica La astucia del vencido, la novela con la que concluye la saga de La piedad del Primero. Para celebrarlo, quiero compartir con vosotros algunas curiosidades de la misma.

En principio, esta entrada es spoiler-free, más allá de mencionar los nombres de algunos personajes o animales que salen en los libros, no su importancia o lo que hacen en ellos. No obstante, he dejado para el final (tras un GRAN aviso) aquellos datos que puedan contener algún gramo de destripe para que podáis dejar de leer cuando os apetezca.

 

Las tres hojas de roble, correspondientes a cada uno de los tres libros de la saga.

 

Tiempos en La Piedad del Primero

La historia de esta saga comenzó con un relato corto que escribí muchos años atrás, algo antes del año 2000. Aunque aquella historia era poco más que una escena, no dejé de darle vueltas y preguntarme cuestiones respecto a la misma. A menudo apuntaba ideas e iba desarrollando un primer planteamiento. En torno al 2009 tenía un montón de palabras desordenadas de 200 páginas y decidí ponerme realmente a ello. En el 2014 se publicó el primer número de la saga, aunque gran parte del resto estaba ya, al menos, esbozado, especialmente el final.

De aquel relato originario quedaba poco en la historia, pero decidí hacerle (¿hacerme?) un homenaje recogiéndolo en las palabras de un antiguo árbitro que rememoraba sus recuerdos junto a Marc. Seguro que, si habéis leído el primer libro, sabéis de quién os hablo.

 

Los títulos en La piedad del Primero

Los tres títulos de las novelas esconden más información de la que parece a simple vista. Aunque, casi nada más empezar cada volumen, uno tiene la sensación de que ya conoce a qué se refieren, no será hasta casi terminarlos cuando comprenda el significado de cada uno. Puede que, en algunos casos, no se comprenda del todo hasta los últimos capítulos del último libro. Algo parecido sucede, a una escala no tan grande, con Tres ojos de bruja.

 

Nombres en La piedad del Primero

  • En la saga se menciona a un bandido uruthiano llamado Mkall el Rojo. El nombre es un homenaje directo a la saga Los fantasmas de Tanith, de Dan Abnett, donde uno de los soldados se llama Mkoll.
  • Uno de los caballos de Marc se llama Naffir. Este fue el nombre de un perro que tuve y que falleció este mismo año. Me gusta pensar que, cada vez que alguien lea su nombre, será como si viviera de nuevo, de algún modo. También es el nombre de un instrumento antiguo, una trompeta recta sin pistones de origen árabe.
  • El nombre del caballo de Gaulton se llama Kado, que también es el nombre de un perro, uno de los más simpáticos y buenos que he visto.
  • Sebastien: seguramente muchos sepáis ya que estudié música y que ese es un elemento importante en estas novelas. El personaje de Sebastien está claramente inspirado en Johann Sebastian Bach, aunque el nuestro se describe con barba y en todos los retratos que se poseen de Bach aparece afeitado. Algunos de los pasajes que describen su música toman como modelo obras reales de Bach.
  • También se menciona a un tal Drahms, que no puede ser otro que el magnífico compositor Johannes Brahms. Incluso se llega a describir de un modo muy superficial su música.
  • Pasevalle: el nombre de la capital de Seléin está tomado de la saga Añoranzas y pesares, de Tad Williams, unos libros que, durante los años de mi adolescencia, compartieron lo más alto del pódium literario junto con las historias de Terramar de Ursula K. L. Le Guin.
  • En un momento dado se menciona un local llamado “El Aulos”. Según afirman, una interpretación musical especialmente memorable allí garantiza una insignia que permitiría ser admitido para tocar en los salones de cualquier noble. A lo mejor alguien podría asociar rápidamente este guiño a algunas escenas de la saga El nombre del viento, de Patrick Rothfuss.

 

Aurore, según la gran ilustradora Tania Castrillón

 

Además…

Hay un pasaje de la saga en el que se puede leer que «vieron a un solo hombre. Su pecho se movía rápido y la respiración se escuchaba a lo lejos. Sus ojos percibían el alma de los hombres y su furia bastaba para detener el corazón de los malvados». El pasaje está inspirado en la canción Heathen foray, de Falkenbach, que no solo es un grupo que admiro sino que esta, en particular, la escuché muchas, muchísimas veces, mientras escribía La Piedad. En ella se dice que un hombre «gazed onto the nightly sky, his ears could hear and his eyes could see». También que «His breath ran fast, his heart pounded strong». Eran unos versos que parecían estar escritos para el momento que describen en la saga.

Los mares y océanos de La piedad del Primero están llenos de criaturas terribles que hacen hervir de actividad sus aguas. La idea de todo ese mal reconcentrado viene de un sueño recurrente que tenía de niño en el que observaba una piscina, progresivamente más profunda, en la que se agitaban miles de criaturas llenas de dientes. Creo que Cthulú había llegado a mí antes incluso de conocer su existencia.

 

Philippe, dibujado por el genial Breogán Ferreiro

ATENCIÓN: A partir de aquí hay spoilers en concentraciones máximas del 0,05%.

 

 

Neva: El personaje toma su nombre del río que pasa por San Petersburgo. Tuve la inmensa fortuna de seguirlo desde el Lago Ladoga hasta allí. Puede que la preciosidad y lo salvaje de algunos puntos me inspirara algo a este respecto. No diré más.

 

El Diario de un delegado de Seléin, que puede leerse en algunos extractos al principio de los capítulos, se refiere a un texto escrito por un personaje que aparece en Tres ojos de bruja.

 

La portada de Tres ojos de bruja muestra a uno de los secundarios más interesantes de la saga.

 

¡¡ATENCIÓN!! A partir de aquí hay spoilers en concentraciones que van del 1,5% al 2%.

 

 

Durante los hechos narrados en el segundo y tercer libros de la saga se insiste en que Cedric oculta un suceso terrible que padeció años atrás. Dicho misterio se desvela en Tres ojos de Bruja.

 

Hay varias pistas a lo largo de la saga que señalan la posibilidad de que una misteriosa civilización existiera en tiempos anteriores incluso al Primero.

 

Tres ojos de bruja anticipa en algunas frases sucesos trascendentales de la trama de la futura trilogía, aunque lo hace de un modo muy críptico, podéis estar tranquilos.

 

El Tremedal, una población que se describe en la tercera parte, existe realmente.

 

 

Espero que hayáis disfrutado de este pequeño artículo. Entre las páginas de la saga se encuentran muchos más secretos y guiños, pero habrá que dejar algunos para los detectives más observadores, ¿no?

¡Nos leemos!

 

Deja un comentario